“Absolutamente loco”: cinco minutos para entender las acusaciones de Malí contra el ejército francés

Tras rastrearlos, Francia apoyará a los yihadistas en el Sahel. Esta es la acusación que hace Malí, en una carta enviada el miércoles a los periodistas a través de sus servicios y difundida ampliamente en las redes sociales. El gobierno liderado por militares está convocando a una reunión de emergencia allí para poner fin a lo que considera “actos de agresión” por parte de Francia.

El contexto de esta carta no es tan importante porque coincide con la salida del último soldado francés de Malí tras nueve años de compromiso contra los yihadistas. La junta en el poder en Malí desde el golpe de agosto de 2020 ha abandonado a Francia y sus aliados para volverse hacia Rusia.

“Quieren marcar la ocasión”, señaló Wassim Nasr, periodista de France 24, experto en movimientos yihadistas, y autor de “Estado Islámico, el hecho consumado” (ediciones Plon). “Esta carta sigue a una declaración en Tessit, donde se produjo un ataque del Estado Islámico y murieron 42 soldados, y al menos 9 están desaparecidos. En esta famosa nota de prensa aseguran que los yihadistas apoyo externo. Está dirigido a Francia”, dijo. En abril pasado, la junta afirmó haber “identificado desde principios de año más de cincuenta casos deliberados de violación del espacio aéreo de Malí por aviones extranjeros, en particular operados por fuerzas francesas”.

Acusaciones “locas”

Esta vez, las autoridades malienses apuntan de nuevo directamente a Francia. En esta carta dirigida al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, afirman que existen “varias pruebas de que estas flagrantes violaciones del espacio aéreo maliense han sido utilizadas por Francia para recopilar información de inteligencia en beneficio de los grupos terroristas que operan en el Sahel y arrojar armas y municiones sobre ellos.

“Lo que el gobierno maliense llama terroristas son todos los grupos armados que se oponen al Estado maliense”, recuerda Michel Goya, coronel militar y escritor. Siempre ha habido una acusación de que Francia tiene simpatías por los grupos este.

¿Estas últimas acusaciones están cambiando el juego? “Son completamente locos”, corta Wassim Nasr. Está anclado en esta línea que los occidentales quieren ayudar a los yihadistas. Ha vuelto a Siria y solo sirve para desacreditar a las fuerzas francesas, es puro populismo que no se basa en nada”, interrumpió. Según él, los helicópteros Chinook mencionados en el documento no pertenecen a la fuerza Barkhane”. No habrá ningún vuelo en beneficio de Barkhane durante al menos un mes”, insistió Wassim Nasr.

Un mensaje interno

Si Malí “se reserva el derecho de usar la legítima defensa” en caso de persecución por “acciones francesas”, para Michel Goya el mensaje es principalmente interno y se dirige a la opinión pública del país. “No durará mucho más. La idea de la junta es ante todo decir: estamos defendiendo la patria y su libertad”. Y recuerda que la actitud de Francia no siempre ha sido ejemplar. “La actitud del Presidente de la República no es satisfactoria, se mostró bastante brutal, hablando de zonas sensibles. Esta es una ex colonia, y no una colonia cualquiera, esta es una región donde tenemos poca presencia militar”.

Reaccionando este jueves a estas acusaciones, el portavoz adjunto del Ministerio francés de Asuntos Exteriores, François Delmas, declaró que condenaba “la proliferación de manipulaciones de información que en modo alguno deberían desviar la atención del deterioro de la situación en los países humanitarios y de seguridad”. . cuyas poblaciones son las primeras víctimas”.

En una serie de mensajes publicados en Twitter, la Embajada de Francia en Malí recordó este miércoles que “Francia claramente no ha apoyado, directa o indirectamente, a estos grupos terroristas, que siguen siendo sus enemigos designados en todo el planeta”.

“Es particularmente insultante ver que podemos pensar que estamos alimentando a terroristas”, juzgó el general Bruno Baratz, comandante de la fuerza francesa Barkhane, a quien France 24 preguntó este miércoles en Níger, país vecino de Malí y aliado de Francia. el mantenimiento de una base aérea francesa en Niamey.

“Es bastante insultante para la memoria de nuestros 59 camaradas que cayeron luchando por Malí, y también para la memoria de todos los malienses que lucharon junto a nosotros, así como para los hombres de Minusma, las fuerzas africanas de Minusma que cayeron luchando contra terrorismo”, se refirió también el general a RFI.

Leave a Reply

Your email address will not be published.