el punto a serge zaka

Falta de agua, altas temperaturas… la primavera-verano de 2022 puso de manifiesto la acentuación del cambio climático. La agricultura es nuevamente marginada y acusada de contaminar y consumir demasiada agua. Serge Zaka, agrometeorólogo de ITK, respondió al tema en un hilo en Twitter.

“Los animales domésticos contaminan, consumen mucha agua (15.000 litros por 1 kg de carne roja) y requieren tierras que puedan destinarse al consumo humano”: este tipo de acusaciones contra la cría se han vuelto a multiplicar a partir de entonces sequía y el calentamiento global ha estado en las noticias todo el verano. Serge Zaka, agrometeorólogo de ITK, decidió retomar el tema en un hilo en Twitter.

Primero volvió a una observación, sí, en Francia la agricultura representa el 19% de Emisiones de gases de efecto invernadero, y mascotas 10%. Y para reducir este impacto de carbono, cree que es necesario comer dos o tres veces menos carne.

En cuanto al agua necesaria para producir un kilogramo de carne roja, asciende a 15.000 litros. Pero es importante reconocer la fuente de esta agua. 14.225 l son en realidad agua de lluvia que por tanto vuelve al ciclo del agua.

Finalmente, ante la acusación de que la ganadería utiliza tierras agrícolas para alimentar animales, lo que compite con la alimentación humana, Serge Zaka explicó que el 86% de la alimentación animal no es comestible para los humanos. porque es pasto, maíz…

Pero, sobre todo, el agroclimatólogo recuerda los beneficios de la reproducción : permite especialmente a desarrollar la tierra difíciles de explotar para el consumo humano, como en las montañas. Del mismo modo, “los desechos animales permiten la fertilización del suelo (abono, etc.) especialmente en la agricultura ecológica. Favorecen el suministro de nitrógeno natural, la vida del suelo y reducen la proporción de fertilizantes químicos. »

Y para concluir: “Sí, debemos reducir a la tercera parte nuestro consumo de carne. Sí, la ganadería tiene una huella en el medio ambiente. Pero hay que situarla en un contexto de policultivo-crianza y revalorización que hay que fomentar en un contexto de cambio climático. “

Antoine Thibault fue en la misma dirección. En respuesta a un tuit de Sandrine Rousseau, diputada de la EELV, que se opone a la cría de animales en el planeta, admite que el consumo de carne debería disminuir pero también recuerda las múltiples ventajas de la cría de animales: mantenimiento de prados y setos, ricos en biodiversidad , manteniendo áreas de difícil acceso… También destaca los muchos esfuerzos de los criadores para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a través de cambios en las prácticas…

De hecho, según una encuesta realizada en Web-agri entre el 1 y el 9 de febrero de 2022 entre 839 ganaderos, el 26,7% indica que ya ha realizado un diagnóstico de carbono en su explotación, el 10,8% tiene previsto hacerlo en la mayor brevedad posible. .

Leave a Reply

Your email address will not be published.