con covid y desastres climáticos, el mundo retrocede 5 años

Esperanza de vida, educación, nivel de vida: con el Covid-19 y los desastres climáticos, el mundo retrocede cinco años en términos de desarrollo, advierte un informe de la ONU. La guerra en Ucrania podría empeorar la situación.

Enfrentado a una capa de crisis sin precedentes, especialmente con Covid-19, el mundo retrocedió cinco años en términos de desarrollo humano, alimentando la “pérdida de confianza” y la “desilusión” en todo el planeta, advirtió la ONU en un informe publicado el jueves.

Por primera vez desde que se creó hace más de 30 años, el Índice de Desarrollo Humano, que tiene en cuenta la esperanza de vida, la educación y el nivel de vida, ha descendido durante dos años consecutivos, en 2020 y 2021, preocupa el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ( informe del PNUD).

“Esto significa que morimos antes, recibimos menos educación y bajan nuestros ingresos”, dijo su jefe Achim Steiner en una entrevista con la AFP. “Con estos tres parámetros te puedes hacer una idea de por qué la gente empieza a estar desesperada, frustrada, preocupada por el futuro”, aseveró.

Desastres climáticos

Si bien el índice ha estado aumentando constantemente durante décadas, en 2021 volvió a su nivel de 2016, “borrando” años de progreso. En particular, el Covid, pero también los desastres climáticos que se multiplican y las crisis que se acumulan sin dar tiempo a las poblaciones para recuperar el aliento.

“Hemos vivido desastres en el pasado, hemos tenido conflictos en el pasado, pero la combinación de lo que estamos enfrentando ahora es un gran revés para el desarrollo de la humanidad”, aseveró el titular del PNUD.

Este descenso es casi universal, afectando a más del 90% de los países del planeta, aunque las desigualdades entre países siguen siendo marcadas. Suiza, Noruega e Islandia siguen encabezando la lista. Y en el fondo, Sudán del Sur, por delante de Chad y Níger.

Y mientras algunos países comienzan a recuperarse de los efectos de la pandemia, muchos otros en América Latina, el África subsahariana, el sur de Asia o el Caribe no han tenido tiempo de recuperarse del colapso. una nueva crisis: la guerra en Ucrania.

Disminución de la esperanza de vida

Con su gran impacto en la seguridad alimentaria y energética -todavía no contemplada en el índice que se detiene en 2021- “sin duda, el panorama para 2022 es triste”, dice Achim Steiner.

La disminución en el Índice de Desarrollo Humano se debe en gran medida a una caída en la esperanza de vida de más de un año y medio entre 2019 y 2021 (71,4 años en 2021 en comparación con 73 años en 2019), mientras que normalmente se ganan unos pocos meses cada año.

“A pesar de la importante recuperación económica en 2021, la esperanza de vida continúa disminuyendo”, dijo el autor del informe, Pedro Conceicao, en una conferencia de prensa, calificando la disminución como un “shock sin precedentes”. “En Estados Unidos hubo una caída de dos años en la esperanza de vida, en otros países la caída fue aún mayor”.

Pérdida de credibilidad

El informe también describe un mundo y una población “preocupados” por estas crisis acumuladas y la “incertidumbre” resultante.

“La gente ha perdido la confianza”, “nuestros vecinos a veces se convierten en la principal amenaza, ya sea a nivel local o entre países. Y eso nos paraliza”, estima Achim Steiner, quien teme que todos estos “fracasos” lleven a algunos por el camino del extremismo y la violencia. .

Por eso “no podemos seguir más con las reglas del juego del siglo pasado, centradas en el crecimiento económico”, suplicó. “El cambio que necesitamos requiere nuevos indicadores: bajo en carbono, menos desigualdad, más sostenibilidad…”.

El informe sugiere en particular un enfoque en tres áreas: inversiones, especialmente en energías renovables y preparación para futuras pandemias, seguros (incluida la protección social) para absorber impactos e innovaciones para fortalecer esa capacidad para hacer frente a futuras crisis.

El PNUD también pidió que no continúe la reciente tendencia a la baja en la ayuda para el desarrollo a los países más vulnerables. Se trata de un “grave error”, que reducirá “nuestra capacidad de trabajar juntos”, insistió Achim Steiner. Mientras que “el cambio climático, la pobreza, el ciberdelito, las pandemias nos exigen trabajar juntos, como comunidad internacional”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.