Efectos del calentamiento global: ¿y Francia en todo esto?

Francia no fue estudiada específicamente por el IPCC, pero un capítulo completo del informe de 3.600 páginas detalla la situación en Europa, enfatizando cuatro riesgos principales: muertes por olas de calor, impactos en la agricultura, escasez de agua e inundaciones. Efectos para los que Francia no está suficientemente preparada, según un análisis publicado el viernes por investigadores de la Ecole Normale Supérieure, IDDRI e I4CE. La política nacional de adaptación al cambio climático “queda confinada a propuestas sectoriales y acciones dispersas, esencialmente reactivas y curativas, sin una perspectiva global y sin considerar los cobeneficios ni los riesgos de la desadaptación”, escribieron.

Descubra nuestro archivo dedicado a efecto del calentamiento global en francia

Caída de los rendimientos agrícolas

Según el IPCC, la sequía, el exceso de lluvia y el calor han provocado una disminución de la productividad de los bosques, cultivos y animales en la UE, en particular pérdidas de trigo. Las pérdidas de cultivos asociadas con la sequía y las olas de calor se han triplicado en los últimos 50 años. Para Francia en particular, según un estudio citado por el informe, la producción de maíz podría caer alrededor de un 2 % y la de trigo un 6 %, incluso si el calentamiento global se limita a +2 °C, el objetivo del acuerdo de París.

Uvas más frágiles

EN FOTOS, EN FOTOS El Ojo del Clima: las imágenes finalistas al Premio del Público

Si bien la temperatura es fundamental para el desarrollo de la uva, el informe señala que en muchas regiones vinícolas del mundo, la floración, la maduración y la cosecha se están adelantando. Una situación que hace que las vides sean más vulnerables a las heladas primaverales, como lo demuestra el episodio de abril de 2021 en Francia. Los viñedos de Borgoña y Champaña afectados por esta severa última helada registraron más de dos mil millones de euros en pérdidas, según la profesión. Debido al cambio climático, había un “60% de posibilidades” de que tal evento ocurriera durante la temporada de floración, según un estudio de World Weather Attribution. Por otro lado, el aumento de la temperatura corre el riesgo de reducir la calidad de las uvas y la producción en su conjunto, según un estudio citado por el IPCC, y algunas regiones como Burdeos pueden volverse menos aptas para la plantación de uvas.

La propagación de ondas de calor y fuego.

Si bien el país ha sufrido severas olas de calor en los últimos años, con una temperatura récord de 46°C registrada en 2019, estos episodios de calor extremo se incrementarán. Lo cual tiene un gran impacto en la salud humana. Así, según un estudio citado por el informe, el número de muertes provocadas por olas de calor cada año podría aumentar de 1.500 a casi 5.000 en la segunda mitad del siglo si se mantiene el ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero. Con el aumento de las temperaturas, el mosquito tigre también está ampliando su presencia en Francia, aumentando el riesgo de transmisión de enfermedades como el dengue, el chikungunya y el zika. La biodiversidad tampoco se evita. Por ejemplo, los lechos de pastos marinos en el Mediterráneo podrían desaparecer para 2050 si las emisiones no caen rápidamente, según el informe. El calor y la sequía también provocarán incendios forestales, especialmente en el sur de Francia.

Más fuertes y más inundaciones

Mientras que un grado de calentamiento aumenta el vapor de agua atmosférico en un 7%, provocando más precipitaciones, las amenazas asociadas a las inundaciones pluviales son importantes, en el corto plazo. A más largo plazo, también aumentarán las inundaciones marinas (inundaciones de zonas costeras durante fenómenos meteorológicos extremos). Según el IPCC, el riesgo de exposición a inundaciones marinas excepcionales (una cada 100 años) en Francia podría afectar al menos a 500 000 personas con un aumento previsto del nivel del mar de un metro para finales de siglo, frente a menos de 100 000 en la actualidad.

¿El fin de los deportes de invierno?

La duración y profundidad de la capa de nieve en los Alpes ha disminuido desde 1960. Con un calentamiento de +2°C y sin nieve artificial, es probable que se interrumpan las operaciones de las estaciones de esquí europeas de baja altitud, según el informe. Y a +3 °C, la nieve artificial será “necesaria pero a veces no suficiente” para la mayoría de las estaciones de montaña europeas. Según un estudio citado por el informe que revisa 175 estaciones francesas en los Alpes y los Pirineos, solo de 14 a 24 de ellas, según la situación, podrán operar con nieve natural en un futuro próximo (2030-2050). , y del 83 al 116 con nieve artificial.

Lea también:

Calentamiento global: qué recordar del último informe del IPCC

“Los casquetes polares están cocidos”, el podcast GEO con Météo-France sobre el cambio climático

La costa francesa ante el cambio climático: qué sabemos y cómo nos estamos adaptando

La costa francesa ante el cambio climático: qué sabemos y cómo nos estamos adaptando

Leave a Reply

Your email address will not be published.