Justicia climática: África pone el puño sobre la mesa


DDos meses antes de que se celebrara la Conferencia Mundial sobre el Clima de la ONU (COP27) en el balneario de Sharm el-Sheikh, en el Mar Rojo, Egipto, representantes de 24 países africanos pidieron a los países desarrollados que cumplieran sus compromisos financieros para ayudar al continente a adaptarse al cambio climático. “Animamos a los países desarrollados a mantener sus compromisos financieros sobre el clima y el desarrollo y cumplir con sus compromisos de doble financiación para la transición ecológica, especialmente para África”, dijeron desde El Cairo. en una reunión preparatoria sobre el cambio climático.

LEA TAMBIÉNClima: África establece su hoja de ruta para la COP27

África (sola) frente a los desafíos climáticos

Hay que subrayar que la situación es grave y los líderes africanos pretenden ocupar una serie de cumbres para (finalmente) llamar la atención de la comunidad internacional. Argumentos a favor, recordaron “el impacto desproporcionado del cambio climático (…) en el continente debido a su baja huella de carbono, África aporta menos del 4% de las emisiones de gases de efecto invernadero” e incluso los “bosques de la cuenca del Congo” son, con la Amazonía, principal pulmón verde del planeta- y “tomar carbono”.

La reunión de tres días, encabezada por Egipto en la “nueva capital” que emerge de las arenas a 50 km de El Cairo, tuvo lugar después de una cumbre a principios de esta semana en los Países Bajos para apoyar a África frente al cambio climático. Una cita que apareció, sin embargo, en la agenda internacional y se celebró en Europa, pero en ausencia de los líderes de los países industrializados. Un hecho que el presidente senegalés, Macky Sall, también jefe de la Unión Africana (UA), dijo “con amargura” en Róterdam.

En respuesta, el enviado estadounidense para el clima, John Kerry, declaró el miércoles, frente a los representantes de los países africanos, que espera que la COP27 libere “la energía que (necesitan) para cambiar el mundo”. “Tenemos un problema”, dijo.

LEA TAMBIÉNCOP21 – África: un largo camino por recorrer

Es muy difícil movilizar a la comunidad internacional.

La COP27 prevista para noviembre en Egipto tiene como objetivo “levantar la voz de los líderes africanos para movilizar más apoyo internacional para la recuperación ecológica de África”, según la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África. También debería considerar la financiación destinada a ayudar a los países más vulnerables a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Los líderes africanos llamaron desde El Cairo a “reducir el costo de los préstamos verdes”, citando el “papel decisivo de las organizaciones financieras internacionales y los bancos multilaterales de desarrollo” en esta área.

Para Egipto, este foro permitió “preparar el terreno” para el “día de las finanzas”, que tendrá lugar durante la COP27 y será organizado por la ministra de Finanzas egipcia, dijo su colega, Rania al-Mashat, ministra de Asuntos Internacionales. Cooperación, en la clausura del foro. El país de 103 millones de habitantes, cuya costa norte está amenazada por el aumento de las mareas y ve morir sus corales a causa del calentamiento del Mar Rojo, ya está acelerando los proyectos para cumplir su objetivo de que el 42 % de su electricidad provenga de energías renovables en 2035.

Para el presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sissi, “se necesitan 800.000 millones de dólares al año para reducir el cambio climático en 2050”. Hizo un llamado a la comunidad internacional para “apoyar a los países en desarrollo y al continente africano frente a los efectos del cambio climático”. “Egipto es uno de los primeros países con una estrategia para el desarrollo sostenible”, dijo, alardeando del “parque solar Benban en Asuán, uno de los más grandes del mundo”.

LEA TAMBIÉNCambio climático: lo que los africanos esperan ahora

El tema de la ayuda de los países ricos en el centro del debate

“La comunidad internacional debe tomar una posición firme y comprometerse a garantizar que todos cumplan con sus obligaciones, tal como estipula el acuerdo de París”, insistió la ministra egipcia de Medio Ambiente, Yasmine Fouad, en una entrevista con la AFP.

En 2015, 196 estados miembros de la ONU acordaron en París el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de + 2 °C para 2100 y, si es posible, + 1,5 °C en comparación con las temperaturas preindustriales, pero el aumento de las emisiones de carbono los ha puesto en riesgo. . los objetivos.

El acuerdo de París reafirmó que los países desarrollados deben brindar asistencia financiera a los países menos dotados y vulnerables, mientras que en 2009 en Copenhague, estos países se comprometieron a aumentar la ayuda a 100 mil millones de dólares cada año hasta 2020 en países pobres para reducir sus emisiones y adaptarse. sobre los efectos del cambio climático.

Esta promesa, que no ha sido cumplida, será sin duda nuevamente uno de los temas polémicos de esta COP. Una amplia coalición de ONG internacionales está pidiendo que el difícil tema de la ayuda de los países ricos a los más pobres para hacer frente a los efectos de los desastres climáticos se incluya formalmente en la agenda de la reunión en Sharm el-Sheikh. “Estamos en un momento de pérdidas y daños. En los últimos meses hemos sido testigos de olas de calor, sequías e inundaciones”, escribieron más de 400 asociaciones en una carta publicada esta semana, a iniciativa de la Climate Action Network, la principal red mundial que agrupa a más de 1.300 ONG involucradas en el medio ambiente. y el clima. Se refieren en particular a las actuales inundaciones en Pakistán y la sequía en el Cuerno de África. Hace años que piden en vano un mecanismo financiero específico para compensar los daños que ya están sufriendo, por valor de cientos de miles de millones de euros

La pregunta fue fuente de fuertes tensiones en la última COP en Glasgow, que finalmente condujo a la decisión de simplemente crear un marco para el “diálogo” hasta 2024. Pero los países pobres y las ONG ambientalistas tienen la intención de volver a poner el tema sobre la mesa en COP27. Esta reunión será “un momento importante para que los gobiernos trabajen juntos y actúen en solidaridad ante el empeoramiento de la crisis climática”, continuaron las ONG en su mensaje a los delegados. “Deben dar los primeros pasos necesarios para poner el tema de las pérdidas y los daños en la financiación en la agenda para garantizar un resultado significativo en la COP27 para responder al creciente sufrimiento de las personas que enfrentan la crisis climática y sus consecuencias”, dijeron los signatarios. .

LEA TAMBIÉNCambio climático: África en alerta


Leave a Reply

Your email address will not be published.