Presidente Lourenço puso su segundo mandato bajo el signo de reformas económicas

El presidente Joao Lourenço se comprometió el jueves, en su toma de posesión, a un segundo mandato para ser “el presidente de todos los angoleños” y buscar reformas económicas en un país donde la vida cotidiana de la mayoría de la población está plagada de pobreza

A los 68 años, el apodado “JLo” fue reelegido tras la victoria electoral a finales de agosto por el Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), en el poder desde la independencia de Portugal en 1975.

Luego de la votación más reñida en la historia del país, el partido registró su peor puntaje (51,17%) y perdió una mayoría de dos tercios en el Parlamento.

En un contexto de extrema pobreza, rápida inflación y severa sequía, la oposición ganó terreno (43,95%), especialmente entre los jóvenes que demandan trabajo y una vida mejor.

Rica en recursos naturales, Angola es uno de los países más pobres y desiguales del mundo. La ganancia inesperada del petróleo solo ha enriquecido a unos pocos cercanos al expresidente y mentor de Lourenço con un legado controvertido, José Eduardo dos Santos.

Muerto en España en julio, este último fue enterrado en plena semana electoral, sin responder ante los tribunales de los cargos de corrupción y nepotismo.

Afirmando que el país tiene una forma de avanzar más hacia una “economía de mercado”, el Sr. Lourenço se comprometió a apoyar al sector privado y mejorar los servicios. El país optó por la “continuidad” y la “estabilidad” al darle un segundo mandato, continuó, comprometiéndose a continuar con la liberalización económica de un país gobernado durante 47 años por un partido de tradición socialista. .

Ambicioso por ser un hombre del “milagro económico”, el hombre que heredó un país dependiente del petróleo y en recesión en 2017, lanzó en su primer mandato un ambicioso plan de reformas destinado a diversificar las fuentes de ingresos y privatizar las empresas públicas.

Pero la mayoría de la población no se benefició de estas medidas y la mitad de los 33 millones de angoleños todavía viven por debajo del umbral de la pobreza.

– “Mejor vida” –

“El presidente habla bien pero hace muchas promesas. Queremos una vida mejor, mejores salarios, comida en la mesa, escuelas y hospitales”, dijo a la AFP Luiza Basic, una profesora de Luanda.

El señor se sorprendió. Lourenço, una vez elegido, destituyó a muchos jefes de instituciones y empresas, así como a los jefes de los aparatos de seguridad, apuntando al clan dos Santos, denunciando una “cacería de brujas”.

Muchos, sin embargo, consideran que esta campaña es selectiva y políticamente motivada. Y algunos analistas creen que el ex general de artillería está siguiendo la línea de su predecesor para sofocar cualquier disidencia.

Este jueves, la Plaza de la República, sitio histórico de la capital angoleña abierta al Atlántico donde tuvo lugar la ceremonia de investidura, fue rodeada por un importante cordón de seguridad, informaron periodistas de la AFP.

El primer partido de la oposición, la Unión Nacional por la Independencia (Unita), que aseguró haber ganado las elecciones, encabezó la organización de “manifestaciones pacíficas” después de que el tribunal constitucional rechazara a principios de este mes su recurso para impugnar el resultado. La oposición ya impugnó, sin ganar, los resultados electorales de 2017.

El principal opositor, Adalberto Costa Junior, de 60 años, no estuvo en la investidura. El otro día, finalmente indicó que su partido aceptaría invertir a sus parlamentarios.

Muchos angoleños han decidido quedarse en casa y en las calles de Luanda, donde están estacionados los tanques del ejército, solo hay algunos vendedores ambulantes.

Unos 15 mil angoleños, estrictamente seleccionados, han sido invitados a la ceremonia donde participarán una cincuentena de jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa.

Esperança Maria da Costa, de 61 años, bióloga y profesora universitaria, fue investida como vicepresidenta, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar ese cargo en el país.

Leave a Reply

Your email address will not be published.