ante Australia, el XV de Francia iniciará la última recta hacia “su” Mundial

Un equipo de rugby profesional pocas veces pasa desapercibido, culpa de la presencia en sus filas de un buen número de compañeros que superan fácilmente el 1,90 metros y los 100 kilogramos. Esto fue aún más cierto cuando ambos equipos obtuvieron diez victorias, ganando su primer Grand Slam en el Torneo de las Seis Naciones en doce años. Esta es la situación en la que se encuentra la selección francesa, que desafiará a Australia el sábado 5 de noviembre en el Stade de France (a las 21 h) para iniciar su gira de otoño, una serie de tres partidos amistosos.

Después de desempolvar finalmente su vitrina de trofeos, los Blues comenzarán una nueva temporada con los ojos puestos en su final, la Copa del Mundo en Francia (del 8 de septiembre al 28 de octubre de 2023), la culminación de una generación programada para ello. desde que el entrenador Fabien Galthié asumió el cargo en 2019. “La Copa del Mundo está en la mente de todos desde hace mucho tiempo”, admite Grégory Alldritt, que ya vistió sus pantalones cortos con la joven selección francesa durante el último Mundial, en Japón. Desde lo alto de su selección de treinta y una, el tercera línea de La Rochelle, de 25 años, ahora forma parte de los ejecutivos del grupo, y será titular ante Australia.

“Tengo mucha admiración por este equipo.Aurélien Rougerie admitió. Pudo construir la confianza para estar listo para esta etapa final. » El ex central y lateral internacional (setenta y seis internacionalidades) conoce muy bien la situación actual del XV de Francia por la participación en el Mundial de 2007, que también se organizó en Francia.

También fue parte de la aventura que vio perder a los Blues en semifinales contra Inglaterra, Sébastien Bruno (veintiséis partidos internacionales) señala los peligros que acechan a los Blues: “Nuestra generación también tenía confianza antes de la competencia, pero nos presionamos mucho y nos pasamos un poco”.

La columna vertebral del equipo ya no se mueve.

“Pero este equipo depende en gran medida de la generación ganadora de la Copa Mundial Sub-20 [en 2018 et 2019], demostró que puede hacerlo bien”, relativiza la ex prostituta. Desde el inicio de su mandato, Fabien Galthié optó por confiar en jugadores jóvenes con poca experiencia. En 2020, los cuarenta y dos elegidos de su primera lista mostró un hambriento promedio de edad y selecciones a este nivel: ¡24 años para ocho cabos!

Lea también: Conmociones cerebrales: ex jugadores ingleses y galeses demandan a las autoridades de rugby

Casi tres años después, su apuesta fue acertada: las veintitrés para enfrentarse a Australia eran veintidós selecciones de media. Mejor aún, ninguno de ellos tiene menos de 23 años, y solo dos tienen más de treinta (Uini Atonio y Romain Taofifenua, 32 cada uno). Y su madurez quedará demostrada en los doce encuentros que jugarán los Blues antes de su primer partido mundialista, ante Nueva Zelanda.

Salvo cuatro excepciones, el XV que desafiará a Australia es el mismo que completó el grand slam ante Inglaterra en marzo. Y no hace falta buscar ninguna elección táctica de Fabien Galthié y sus hombres para explicar estos cambios.

Si no estuvieron Paul Willemse, François Cros, Gabin Villière y Melvyn Jaminet fue por una sencilla razón: todos estaban lesionados y todos se retiraron. “Hace tiempo que hay demasiados cambios entre los partidos del XV de Francia. Es bueno que los jugadores se encadenen y desarrollen automatismos”, saludos al ex abridor Rémi Talès (selección veinticuatro).

Australia y Sudáfrica no están en su lista

Como se suele hacer en los países anglosajones y del hemisferio sur, cuando un titular puede jugar, se alinea sistemáticamente. Último ejemplo en Romain Ntamack. Parcialmente recuperado de un esguince de tobillo, y alejado de los campos desde principios de septiembre, el Toulousain encontrará el césped directamente pisando el Stade de France, con el dorsal 10 en la espalda.

Romain Ntamack (pelota en mano) durante un encuentro de los Blues e Irlanda, en el Stade de France, el 31 de octubre de 2020.

“Es una gran muestra de confianza en él, el XV de Francia ha estado buscando su primer gol durante años y finalmente lo encontró.creer en Rémi Talès. ¡El equipo es muy maduro, pero él parece tener diez años aunque solo tenga 23! » En una temporada 2021-2022 casi perfecta, Romain Ntamack y los Blues vencieron a la mayoría de las principales naciones del rugby. Solo faltan dos en su lista: Australia y Sudáfrica. Afortunadamente, son los próximos dos oponentes de los Blues, comenzando con los Wallabies el sábado.

Lea también: Claude Atcher, jefe del comité organizador de la Copa del Mundo 2023, ha sido despedido

Solo terceros en el Rugby Championship (una competencia anual que los enfrenta a Nueva Zelanda, Sudáfrica y Argentina), en septiembre, los australianos siguen siendo los últimos en derrocar al XV de Francia, el 17 de julio de 2021. “Es un equipo impredecible, capaz de todo y muy físico. Ya sea por delante o por detrás, son muy fuertes y nunca se sueltan”, dijo Grégory Alldritt. La oportunidad es grande para que la selección francesa demuestre, una vez más, que está lista para “su” Copa del Mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *