Opa de Elon Musk, despidos, exilio a otras plataformas… ¿Qué está pasando en Twitter?

Fue un anuncio que conmocionó al mundo de las nuevas tecnologías: Elon Musk, el emblemático y polémico jefe de Tesla, compró la plataforma de Twitter el 28 de octubre, por unos 44.000 millones de dólares. El multimillonario, conocido por sus tuits capaces de hacer colapsar el precio del bitcoin y sus excentricidades, ha multiplicado los golpes en los últimos días, haciendo temer lo peor entre los usuarios de la plataforma. Incluso el cofundador de Twitter, Jack Dorsey, expresó su pesar por la adquisición de la plataforma. “Me doy cuenta de que mucha gente me odia”, tuiteó hace unos días.

Elon Musk ha dado una patada al hormiguero, en particular mediante un plan de despidos masivos que afectará a “alrededor del 50%” de sus 7.500 empleados. El viernes pasado, las oficinas de la plataforma fueron cerradas y miles de personas fueron notificadas por correo electrónico de su despido. Para otros empleados, el impacto fue más severo: algunos descubrieron, a veces en medio de la noche, que era imposible acceder a su computadora portátil oa su buzón. Los hashtags #LoveWhereYouWorked o #OneTeam florecieron en Twitter, donde ex empleados expresaron su tristeza y preocupación por el futuro de la red social.

Una libertad de expresión con geometría variable

Disolver el consejo de administración de la empresa, destituir al director general de Twitter y varios otros altos cargos… Además de los despidos masivos gestionados por Elon Musk, el multimillonario se apresuró a montar sus nuevos proyectos en la plataforma. Entre ellos, la flexibilización de las reglas de moderación de las redes sociales, con el objetivo de facilitar la “libertad de expresión”. La promesa de crear un consejo de moderación hasta ahora no ha cambiado las políticas de moderación actuales de Twitter. Sin embargo, según un estudio de la Universidad Estatal de Montclair, el discurso de odio puede haber aumentado significativamente después de asumir la plataforma de Elon Musk. Para muchos observadores, el discurso de Musk sobre la libertad de expresión parece cambiar de acuerdo a sus intereses: por ejemplo, anunció prohibir las cuentas de parodia que no se definen como tales… Mientras bloquea las cuentas de parodia con una venganza sobre él.

Otro punto de discordia para el nuevo jefe de Twitter: su deseo de hacer la certificación en la plataforma paga, hasta por 8 dólares al mes. Una forma de que sea menos dependiente de los anunciantes, y de garantizar más autenticidad en la red social. Además, esta certificación permitirá a quienes la obtengan publicar videos más largos y ver menos anuncios. Un anuncio que desagradó a muchos usuarios, incluido el autor de best-sellers Stephen King, quien tuiteó: “¿20 dólares al mes para mantener mi certificación? ¡Que se jodan, deberían pagarme! “. Según algunas fuentes dentro de la empresa, la revisión de la red social debería llegar en los próximos días, a expensas de los empleados cansados, que a veces trabajan hasta 12 horas al día para seguir el ritmo impuesto por su nuevo jefe.

Mastodon, Bluesky: el exilio de los usuarios a otras plataformas

En Twitter, los hechos de los últimos días han creado una ola de miedo entre muchos internautas. Y algunos han expresado que quieren cambiar a otras plataformas. Entre ellos, Mastodon y Bluesky, que ofrecen las mismas funciones que Twitter. Mastodon, que ahora tendrá más de 670.000 suscriptores según The Guardian, ganará miles de usuarios cada día. La plataforma fundada en 2016 por el alemán Eugen Rochko permite publicar mensajes de 500 caracteres, fotos y videos. La única diferencia: con Mastodon, tienes que elegir tu servidor para registrar tu perfil allí, de forma descentralizada. Según algunos observadores, el exilio de los internautas a Mastodon es sin embargo incierto, la red alemana probablemente no tenga los hombros para reemplazar al pájaro azul. Y sobre todo, muchos internautas admiten que su funcionamiento es bastante complicado.

Otras alternativas de Twitter incluyen Bluesky, una plataforma lanzada en 2019 por el ex cofundador de Twitter, Jack Dorsey. Actualmente solo disponible en versión beta, la red ha visto miles de registros en su lista de espera desde que se anunció la adquisición de Twitter por parte de Elon Musk. Bluesky también es una red social descentralizada, diseñada más para desarrolladores y otros entusiastas de la informática. En otras palabras, una plataforma menos intuitiva que su competidor histórico. Queda una vuelta a algunas redes históricas: muchos internautas se refieren a la fiabilidad de los foros del pasado, o a redes como Tumblr, Reddit o Discord… ¿Y si la internet del futuro descansara en internet antes?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *