Bruselas prepara una triple respuesta contra el plan proteccionista de Estados Unidos (IRA)

La respuesta europea está próxima. Este martes, en una reunión económica en Madrid, el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, aseguró que estaba “trabajando” en medidas “comparables” a las masivas subvenciones estadounidenses en el plan climático de Joe Biden, para proteger la industria. La Unión Europea se enfrenta al riesgo de “distorsionar” la competencia. ” Debemos reaccionar, no podemos quedarnos inactivos (…) No es demasiado tarde. Necesitamos enviar un mensaje fuerte a nuestra industria. “, él declaró.

El comisario aclaró: trabajar duro para llegar a algo comparable a nivel americano. Estas propuestas se presentarán “muy pronto”, insistió. Este plan prevé, entre otras cosas, reformas y subvenciones que favorezcan a las empresas establecidas en Estados Unidos, en particular en los sectores de vehículos eléctricos o energías renovables.

Los europeos están en contraLey de reducción de la inflación

En el origen de estas medidas laborales en el seno de la Comisión Europea, está la preocupación de los europeos desde hace varios meses por los efectos de la Ley de Reducción de la Inflación (IRA), un plan que se centra más en el clima de 420.000 millones de dólares anunciado este verano por el presidente estadounidense Joe Biden. La Unión Europea pide más “coordinación” y teme que sus empresas huyan del Atlántico. ” Todos los días me cuentan ejemplos de empresas que han renunciado a “invertir en Europa”, reconoció el martes Thierry Breton.

Uno de los principales puntos de tensión es, según él, el subsidio de hasta 7.500 dólares que se otorga para la compra de un vehículo eléctrico fabricado en Estados Unidos, Canadá o México. Una subvención que en efecto excluye a los fabricantes europeos que pueden tener muchas dificultades para vender sus coches en el mercado americano. ” Esto creará una barrera. “comercial” inaceptable y contrario a “Reglas de la Organización Mundial del Comercio “, juzgó Thierry Breton, quien recordó que en Washington se estaban discutiendo sobre este tema”. Es de interés mutuo encontrar rápidamente puntos en común “, durante el cual Europa y los Estados Unidos” cooperar para enfrentar la guerra de Rusia contra Ucrania “, estimaron también los ministros de Economía de Francia y Alemania, Bruno Le Maire y Robert Habeck, durante la presentación de un documento conjunto al IRA el 19 de diciembre. El tema de los subsidios nacionales también fue discutido durante la visita de Estado de Emmanuel Macron a principios de diciembre. y la delegación francesa se mostró optimista sobre la posible ampliación de las ayudas a los coches fabricados en Europa.

Finalmente, el 30 de diciembre, ante el carácter represalia de los países europeos, el Departamento del Tesoro estadounidense indicó en una publicación que había retrasado el anuncio de las condiciones finales del IRA para dar tiempo a las empresas europeas a ajustarse al frente. de la pérdida de competitividad que sufren al otro lado del Atlántico. ” Las condiciones publicadas hoy demuestran una vez más que las empresas europeas pueden beneficiarse de subvenciones bajo el IRA dictaminó la Comisión Europea en un comunicado emitido tras el anuncio del aplazamiento de EE. UU. eso es una declaración acepta estas condiciones, fruto de una interacción constructiva a ambos lados del Atlántico.

Una respuesta europea al IRA, en tres partes

En detalle, la respuesta presentada por la Comisión a la IRA constará de “tres partes”, definió este martes la comisaria europea. Un componente regulatorio, destinado a acelerar el desarrollo de la “tecnología verde” europea (economía verde); un componente financiero, para que todos los Estados miembros tengan acceso a los recursos necesarios para apoyar este sector; y la creación de un “fondo soberano” capaz de invertir en proyectos industriales en Europa. Los dos primeros apartados se presentarán al Consejo Europeo el 9 de febrero y el tercero puede especificarse en su lugar en el segundo semestre “, según Thierry Bretón.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, estimó a principios de diciembre que la UE debería tomar medidas de “reequilibrio” para eliminar las “distorsiones” de la competencia provocadas por el plan estadounidense. Sin embargo, los europeos están divididos sobre la respuesta que se debe dar al IRA, París aboga, por ejemplo, por una financiación europea común, mientras que Berlín aboga por un mayor diálogo con Washington.

(AFP incluido)