El FMI ha rebajado sus perspectivas para la economía mundial hasta 2023

¿Están los bancos centrales ganando su lucha contra la inflación? Este es el sentimiento del FMI, que está satisfecho con el buen desempeño de las economías del mundo a pesar del aumento de las tasas. Si se espera que la desaceleración económica sea mayor en 2023 de lo que esperaba el Fondo en sus últimas publicaciones de octubre, los mercados laborales nacionales “ prueba de estabilidad “Hasta ahora, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, dijo el jueves en una conferencia de prensa:” que es un punto a favor “.

El trabajo está bien mantenido en 2022.

Al otro lado del Atlántico, la tasa de desempleo descendió en diciembre hasta el 3,5 %, nivel que fue el más bajo en medio siglo y menor que el de febrero de 2020, antes de la pandemia, anunció el Departamento de Trabajo. La tasa de desempleo en la eurozona, por su parte, se mantuvo estable en noviembre en el 6,5% de la población activa. Este es el nivel histórico más bajo alcanzado en octubre, según datos de Eurostat. Números sorprendentemente buenos en un momento en el que la Reserva Federal de EE. UU. ha subido su tipo de referencia clave del 0% al 4,5% en cuestión de meses, al igual que el Banco Central Europeo, que también ha subido sus tipos 250 puntos básicos desde el verano. Un endurecimiento de la política monetaria que debería ralentizar significativamente la dinámica de préstamos e inversiones y debilitar a las empresas pero que, de momento, no tiene efectos sobre el empleo.

BCE: ¿Hasta dónde subir los tipos para bajar la inflación al 2%? ¿Y debemos aferrarnos a este objetivo?

Mientras las personas tengan trabajo, incluso si los precios son altos, consumirán, lo que ayudó a la economía en el tercer trimestre, particularmente en los Estados Unidos y Europa, pero sabemos que el impacto de restricción vendrán las finanzas en términos de desempleo, insistió el jefe del FMI. Sobre todo porque la situación no va a mejorar, debido a un ” inflación que se mantiene estable y frente a cual “El trabajo de los bancos centrales no es otra vez acabado “, recuerda Kristalina Georgieva, indicando al mismo tiempo que” la crisis probablemente aún no ha terminado “.

Riesgo grave para los países en dificultades en 2023

Kristalina Georgieva enfatizó así la necesidad de evitar que las restricciones financieras agreguen tensiones adicionales a las relaciones sociales. “ Recién es 12 de enero y ya tenemos Brasil, Perú, Bolivia, Colombia, UK, todo en distintas razones, pero hay una tensión social muy clara Si las condiciones del mercado laboral empeoran en estos países, el presidente del Fondo Monetario Internacional cree que las tensiones sociales empeorarán.

Al mismo tiempo, también se notará el impacto del aumento de los cargos a los países endeudados, recuerda Kistalina Georgieva, cuya institución advierte desde hace meses del riesgo de ver endeudados a unos sesenta países emergentes y en vías de desarrollo en una crisis de deuda soberana. .

Sin embargo, el FMI todavía cree ” que evitaría una recesión mundial “incluso un cierto número de países deberían ver una disminución en su PIB, al menos” sin más sobresalto “advertencia del gerente general. Sobre todo si China no cuestiona su cambio de política en relación a la pandemia, mientras que la recuperación económica en el país a partir de mediados de año” puede ser el factor más importante del crecimiento global en 2023 agregó Kistalina Georgieva.

A pesar de un panorama económico sombrío, los mercados financieros están galvanizados

La idea de un año 2023 que vea el fin de la inflación, la relajación monetaria y la reanudación de la actividad económica gracias a la apertura de China ha entusiasmado a los mercados financieros. Así, la bolsa europea cerró al alza el jueves, traspasando umbrales no vistos desde hace varios meses tras la nada sorpresiva publicación de la inflación en Estados Unidos. El CAC 40 ganaba un 0,74 %, hasta los 6.975 puntos, tras superar el umbral simbólico de los 7.000 puntos en la sesión por primera vez desde febrero de 2022. El índice insignia de la Bolsa de París trae ganancias de casi un 8 %. principios de año, y su repunte de más del 20% en los últimos tres meses.

Los inversionistas y gerentes son particularmente optimistas para el próximo año, pero el aumento del desempleo o una desaceleración económica más fuerte de lo esperado podrían desalentar los precios este año. Este último se considera algo demasiado sobrevaluado en comparación con la realidad económica, dicen los expertos. La galeria.

CAC 40 supera los 7.000 puntos: los mercados no temen a la recesión

(AFP incluido)