En Marsella, se debate la explosión de los centros de datos

publicado el martes, 24 de enero de 2023 a las 06:08

En pocos años, la ciudad de Marsella se convirtió en el séptimo “hub” mundial en internet, atrayendo a gigantes en el mundo de los “centros de datos”. Pero el desarrollo futuro de esta fortaleza digital es objeto de un amargo debate en la actualidad.

Aprovechando su posición geográfica en la costa mediterránea, que ya le ha otorgado el estatus de gran puerto comercial, la segunda ciudad de Francia se encuentra en la encrucijada de los flujos de datos digitales en un mundo cada vez más conectado.

Al menos 17 cables submarinos pasan por allí ahora, impulsando a Marsella del puesto 44 al 7 en el mundo en capacidad de datos en menos de 10 años, según la empresa especializada Telegeography. Y la ciudad de Marsella apunta a convertirse pronto en la quinta, acercándose a los tres primeros Frankfurt (Alemania), Londres, Ámsterdam (Países Bajos).

Debido a esto, los centros de datos están aumentando allí. Ya se han instalado cinco, incluidos cuatro del líder mundial Digital Realty (a través de su filial Interxion). Sus clientes, como las plataformas de video bajo demanda, están ansiosos por las conexiones de alta velocidad que ofrece la proximidad de los cables.

Pero estas infraestructuras son grandes consumidoras de energía y metros cuadrados y la mayoría del municipio de Marsella (izquierda y ecologistas) muestra su preocupación.

“El mercado quiere ir muy rápido, es un sector con crecimiento y márgenes de dos dígitos”, analiza Laurent Lhardit, representante socialista de la alcaldía, delegado de economía y digital, que contabilizó “11 proyectos” en la ciudad. “Y vienen nuevos”.

– Fondo submarino –

Sin embargo, “tenemos un gran déficit de suelo económico, hay que hacer arbitrajes”, subraya el electo. Pero los centros de datos tienen una ventaja financiera contra la que “nadie puede competir”. En consecuencia, “una cincuentena de empresas del sector productivo” que querían instalarse o expandirse en Marsella, con “unos 3.000 puestos de trabajo” en juego, no pudieron hacerlo, dijo el electo, citando el caso de esta empresa de mantenimiento. específicamente navales. , que siempre está buscando una solución.

Otro punto preocupante, la avidez de energía para impulsar y enfriar a estos gigantes: “Causa incertidumbre en la electrificación de los barcos en puerto”, caballo de guerra de la ciudad, sobre todo para aquellos ferries y barcos que en estos momentos están siendo reparados. haciendo funcionar sus motores, causando contaminación, teme otro teniente de alcalde, el ecologista Sébastien Barles.

Asumiendo una posición “ligeramente más radical”, pidió, junto con el eurodiputado ambientalista David Cormand, una moratoria en la instalación de nuevos centros de datos, para demostrar a nivel comunitario las “ecocondicionalidades”, incluso un impuesto.

El municipio no va muy lejos, pero solicita un “plan maestro” de la metrópolis de Aix-Marseille-Provence sobre ubicaciones futuras.

Fabrice Coquio, presidente de Digital Realty France, refutó las preocupaciones. ¿tierra? “No hemos consumido un metro cuadrado, al contrario hemos rehabilitado un área que no se utiliza desde hace 75 años”, dijo en referencia a la ex base de submarinos alemanes, que alberga uno de sus centros de datos, otros dos también están en el puerto

Por el lado de la energía, prevé enfriarlos recuperando el agua de escorrentía de una antigua mina de carbón.

– “No hay reflexión sobre la sobriedad” –

Y elogiar la creación de “casi 500 puestos de trabajo”, incluidos 85 de forma directa. Por no hablar de las expectativas de sus “clientes”, cuyas inversiones estima en dos mil millones de euros, además de los 500 millones invertidos por Digital Realty.

Para el Sr. Coquio, la continuación del desarrollo del hub de Marsella es obvia: “El crecimiento de datos es de +140% por año, todavía tenemos que organizarnos un poco. (…) Pero si en un punto le diremos a nosotros mismos que, por falta de visión, es mejor invertir en Barcelona, ​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​ ​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​ ​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​ ​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Sébastien Barles, deplora esta “extensión digital desenfrenada”: “No hay meditación sobre la moderación. Depende de nosotros pensar en ello”.

En 2019, “casi el 4% de las emisiones globales de carbono se deben a la producción y el uso de sistemas digitales”, en comparación con el 2% del tráfico aéreo civil, según el think tank Shift Project.

“Es el atractivo del territorio lo que está en juego”, asegura por el contrario Martine Vassal, presidenta de la metrópolis de LR y candidata fallida a la alcaldía de Marsella en 2020. Para él, al desarrollar el eje “podemos traer grupo, sede de la empresa.

Atentos al devenir del expediente, los servicios del Estado ya han organizado varias reuniones con diferentes actores. Se espera una nueva en los próximos meses.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *