La tasa de paro en Francia alcanza su nivel más bajo desde finales de 2011

Otra gota. El número de parados de categoría A, es decir, sin actividad, alcanzó, en el cuarto trimestre de 2022, su nivel más bajo desde el tercer trimestre de 2011.

Esto se traduce en una fuerte caída del 3,6% en el cuarto trimestre respecto al anterior, lo que supone 114.400 abonados menos, hasta los 3.050 millones, según cifras publicadas este miércoles por el Ministerio de Trabajo.

Seguro de desempleo: por qué el gobierno está luchando

“Vehículos de comunicación” entre categorías

Sin embargo, esta disminución se puede poner en perspectiva si incluimos las cifras de actividad reducida, es decir, las categorías B y C del Pôle emploi. Teniendo en cuenta, el número de demandantes de empleo se redujo sólo un 0,8% a 5.394 millones (-40.900 personas).

Este cambio se debe a un fuerte aumento de los registrados en la categoría B (personas que buscan empleo que trabajaban menos de 78 horas al mes, +5,0%) y C (más de 78 horas al mes, +2,3%). El descenso del 3,6% en la categoría A sigue a una virtual estabilidad en el trimestre anterior. En un año, el descenso fue del 9,3% (-312.100) y del 5,1% en las categorías AB y C (-291.200).

Este juego de “vehículos de comunicación” entre las categorías A por un lado y B y C por otro se explica en parte, según Pôle emploi, por una mejora en el procedimiento de actualización de los solicitantes a finales de mes. trabajo que tuvo lugar en 2022. Este desarrollo técnico ” tiene un efecto a la baja a largo plazo “en la categoría A en lugar de un” un ligero aumento en las salidas de las listas y un aumento permanente en las categorías B y C “, explica Pôle emploi.

En detalle, en la categoría A, solo para Francia metropolitana, el número de demandantes de empleo disminuyó un 0,4 % para los menores de 25 años (-9,8 % en un año), un 4,5 % para los de 25 a 49 años (-9,5 % un año). año) y el 3,9% para los de 50 años y más (-8,9% en un año).

Además, el número medio de demandantes de empleo de la categoría A disminuyó en trece regiones de la Francia metropolitana (entre -7 % en Pays de la Loire y -1,5 % en Hauts-de-France y +2,6 % en Bretaña). En las regiones de ultramar, excepto Mayotte, el descenso osciló entre el -2,3 % en Guadalupe y el -0,3 % en Reunión.

Durante el trimestre, las entradas en las categorías A, B y C aumentan un 2,4%, con un aumento de los rendimientos por inactividad del 13,5% (hasta 100.800) y las salidas del 6,1% con un aumento del 10,4% de los fallidos (de 52.600) .

Finalmente, en el frente del paro de larga duración, el número de demandantes de empleo registrados durante un año o más cayó un 3,1% en el cuarto trimestre (-13,5% anual) hasta los 2.296 millones (categorías A, B, etc.). La proporción de buscadores de empleo registrados durante un año o más alcanzó el 45,2% (-4,3 puntos en un año).

Empleos: estas regiones alquilarán con fuerza para 2030

Hacia un aumento de la tasa de paro en 2023

Sin embargo, esta es una buena noticia. En el tercer trimestre de 2022, el descenso es, de hecho, menos significativo. La tasa de paro se sitúa en el 7,3% de la población activa (sin Mayotte) frente al 7,4% del segundo trimestre, lo que supone un descenso de 17.000 personas en el número de personas registradas como desempleadas, según define la Oficina Internacional del Trabajo (BIT).

Sobre todo porque, según la Banque de France, el nivel de desempleo puede volver a aumentar en 2023. La institución, de hecho, cuenta con un aumento del desempleo en relación con la población activa, pasando del 7,3 % al 7,5 %. % entre 2022 y 2023, luego 8,2% en 2024, indicó en diciembre pasado. En sus previsiones de otoño, los analistas económicos esperan que el desempleo sea del 7,5% para el año en curso. Una curva que es contraria a la expectativa del gobierno que apunta a tener pleno empleo en un plazo de cinco años.

La tasa de desempleo debería aumentar nuevamente en 2023 (Banque de France)

Una tendencia a la baja en toda Europa

Sin embargo, los buenos resultados franceses corresponden a los observados a escala europea. En noviembre, en el 6,5%, la tasa de paro en la zona euro (los veinte países que adoptaron la moneda única) se mantuvo estable respecto a octubre. Así, el indicador está en su nivel más bajo desde que la oficina europea de estadísticas, Eurostat, comenzara a recopilar esta serie en abril de 1998. En el plazo de un año descendió 0,6 puntos gracias al post-Covid.

Unos 12,95 millones de hombres y mujeres estaban desempleados en la UE en noviembre en los veintisiete Estados miembros, incluidos 10,97 millones en los veinte países que comparten la moneda única, Croacia se unió a la zona del euro el 1 de enero. En otras palabras, para toda la Unión Europea, la tasa de desempleo subió al 6%, también estable durante un mes y en un nivel récord.

(AFP incluido)